A partir de este año, las más de 4 mil asociaciones religiosas del país, deberán entregar su contabilidad electrónica al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Aristóteles Núñez Sánchez, jefe del brazo fiscalizador de Hacienda, explicò que lo que se busca es poner en orden a este sector ante el fisco o de lo contrario se iniciará un proceso de auditoría.

Recordó que las iglesias tienen ingresos exentos que no están sujetos al pago de impuestos, entre ellos: las limosnas, diezmos y servicios religiosos como el pago de las misas.