Debido a que las condiciones económicas han cambiado, no habrá un aumento al salario mínimo en el país, como se había previsto antes de las elecciones de junio pasado, informó Basilio González Núñez, presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos.

El funcionario reconoció que las familias mexicanas requieren mayores ingresos, por lo que es necesario que el salario mejore, pero factores como el desplome del precio del petróleo, el BREXIT y la caída constante del peso frente al dólar, han provocado que se posponga un posible aumento, argumentó.

Dijo que otro de los obstáculos que se han presentado, es el decreto de desindexación emitido este año y urgió a que empresarios y trabajadores cambien de mentalidad, que se acelere la transformación tecnológica y se aprovechen los créditos dirigidos a micro y pequeños negocios.