La desaceleración de la economía de China, la caída de los precios del petróleo y cifras menores a lo esperado en Estados Unidos, es el panorama desfavorable que enfrenta ya nuestro país.

Así lo afirmó el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas Joaquín Gándara, quien ante este entorno complicado redujo su pronóstico de crecimiento económico para este año al pasar de 2.78 a 2.70 por ciento.

En este sentido considero que las inversiones deben ser el principal motor con lo que nuestro país pueda alcanzar tasas de crecimiento del 3 por ciento para este año.

En materia de inflación el especialista estimó que la inflación podría ubicarse al terminó de este año en 3.39 por ciento, cifra menor al 3.40 por ciento que se tenía con anterioridad.