Comerciantes de mercados sobre ruedas, denuncian que los precios de frutas y verduras han tenido un aumentó de 80 por ciento, de mediados de diciembre del año pasado hasta finales de enero.

En un recorrido detallan que una caja de pepino que compraban en 120 pesos hoy se consigue hasta en 600 pesos, calabaza en 500 pesos, cebolla blanca entre 700 y 850 pesos el bulto.

Ante esto estos precios la gente no compra o busca regatear, lo que ha provocado que sus ventas reportan una caída de 70 por ciento.

“Subió un 70 u 80 por ciento la mercancía, estamos en una situación , este país es un, ya no sabemos como nos va a ir este año, la gente ya no quiere comprar, las ventas 70 por ciento han bajado”.

Los comerciantes afirman que de nada sirve que el gobierno no incremente el precio de las gasolinas, ya que ahora con las heladas que han azotado a distintos estados productivos, los precios de frutas y verduras se encarecerán aún más.