Empresarios del país confiaron que con la llegada de José Antonio González Anaya como director general de Pemex, se liquide la deuda que la petrolera mexicana de tiene de  7 mil millones de dólares  con proveedores.

Así lo manifestó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial Juan Pablo Castañón, quien destacó que los adeudos de PEMEX ha colocado a empresas en números rojos con el riesgo de que se pierdan fuentes de empleo.

Entrevistado en el marco del encuentro-diálogo empresarios con el Monseñor Christophe Pierre, ante la llegada del Papa Francisco a nuestro país, agregó que el relevo al frente  de Pemex permitirá hacer una re ingeniería que le urge a la petrolera que le permita competir en el contexto internacional.