Durante el trimestre octubre- diciembre del año pasado, la población desocupada, es decir que no tenía un empleo, fue de 2.2 millones de personas y la tasa de Desocupación fue de 4.2 por ciento, cifra inferior a la del mismo periodo pero del 2014, que fue de 4.4 por ciento.
Mientras que el empleo informal, el organismo destaca que 14.3 millones conformaron específicamente la ocupación en el sector informal, cifra que significó un incremento de 4.6% anual y constituyó 27.8% de la población ocupada (Tasa de Ocupación en el Sector Informal 1); 2.3 millones corresponden al servicio doméstico remunerado; 6.2millones al ámbito agropecuario, y otros 7.2 millones al de las empresas, gobierno e instituciones.
Así lo informó el INEGI, al presentar los resultados trimestrales de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en donde detalla que un total de 51.6 millones de personas se encontraban ocupadas mientras que la población subocupada llego a los 4.4 millones, con una tasa de 8.6 por ciento, proporción superior a la de igual trimestre del 2014, que fue de 8 por ciento.