Luego de que el dólar alcanzó este jueves un nuevo máximo histórico y venderse en bancos hasta en 18.03 pesos por unidad y el desplome en los precios del petróleo en el mercado internacional, a México le esperan dos semanas “muy críticas y de gran incertidumbre”, que de no resolverse el país se verá “emproblemado”.

Así lo admitió el presidente de la Confederación de Cámaras
Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, (Concanaco-Servytur) ,
Enrique Solana  Sentíes, quien dijo que ya hay presión en los precios de productos de importación, por lo que de continuar este comportamiento negativo, no descartó que haya una afectación y se prolongue la cuesta de enero.
El líder de los comerciantes establecidos a nivel nacional admitió que se espera un 2016 muy complicado derivado del incremento en el precio del dólar, la difícil situación por la que atraviesa la economía de China así como el desplome en los precios del crudo nacional.
 
Por último dijo que estarán atentos a lo que suceda durante este primer mes del año en los mercados financieros del mundo para luego determinar qué acciones se tomaran en torno al posible incremento en los precios de algunos productos y servicios propios del sector.