La Organización Mundial de Comercio determino de manera definitiva que el etiquetado de atún “dolphin-safe” es violatorio de las obligaciones comerciales internacionales de los Estados Unidos y discrimina injustamente la pesca sustentable de atún mexicana, sin una base científica.

 

En un comunicado la Secretaria de Economía, explica que como resultado de la decisión de la OMC, los Estados Unidos deberán eliminar o modificar el sistema de etiquetado “dolphin-safe”, de manera tal que se elimine la injusta discriminación contra el atún mexicano.

De no hacerlo así, el gobierno mexicano podrá iniciar acciones para suspender beneficios comerciales en contra de los Estados Unidos, a fin de lograr el cumplimiento de sus obligaciones, tal y como se hará en el caso del etiquetado de país de origen (COOL, por sus siglas en inglés) en cuanto la OMC determine el monto de suspensión que corresponda en contra de ese país.