En el país existen más de 240 marcas de cigarros ilegales provenientes de China, India y Vietnam y  se estima que 16.6 por ciento del cigarro consumido es ilegal.

Manuel Mondragón Ikalb comisionado Nacional contra las adicciones, manifestó su preocupación ya que los tabacos apócrifos contienen altos niveles de plomo y arsénico.
En tanto Mikel Arriola Peñalosa, titular de Cofepris, agregó que 10 por ciento del tabaco que se consume a nivel mundial sin de origen ilícito y provoca más de 60 mil muertes al año.
En este sentido agregó que de por sí fumar hace daño a la salud, ahora haciéndolo con cigarros pirata es peor, ya que están fabricados con compuestos químicos tóxicos, cuyos efectos en el  organismo se desconocen.
En el marco de la destrucción de 46 millones de tabacos ilegales, Mikel Arriola dijo que el decomiso de este producto ha aumentado en 550 mil por ciento del 2011 al 2015.
Gonzalo Salapranca Gama presidente electo de la industria tabacalera reconoció la labor hecha hasta ahora por las autoridades,
consideró que se requiere el cumplimiento efectivo de la ley así como el uso de la tecnología para detectar esta mercancía.
Recordó que el cigarro es uno los productos más traficados a nivel mundial, dañando industria, empleos y la salud de quien los consume, entre ellos niños y adolescentes.