Ahorra energía para mantener cálida tu casa

invierno ventana

Que el frío de esta temporada invernal no congele tu bolsillo.

Con las bajas temperaturas, sobre todo en el centro y norte del país, también se incrementa el gasto en el consumo de energía para calentar las habitaciones de la casa, principalmente con el uso de calefactores eléctricos; también aumenta el consumo de agua caliente, lo que eleva las cuentas del pago de gas doméstico.

No obstante, puedes recurrir a algunos trucos para ahorrar energía y evitar que el frío merme tu presupuesto familiar.

Detecta los puntos de tu vivienda donde podría escaparse el calor. Las puertas y ventanas son los sitios donde con mayor frecuencia ocurre esto, debido principalmente rendijas por donde ingresan pequeñas corrientes de aire frío. En este caso es recomendable revisar y cambiar los aislantes de puertas y ventanas, o si éstas presentan grietas, pueden taparse con selladores de silicón. Incluso un tapete colocado al pie de una puerta, puede servir como un buen aislante.

En el caso de las ventanas, los vidrios son una fuente muy extensa de transmisión del frío del exterior. Durante el invierno, es mejor que utilices cortinas gruesas, de preferencia con algún aislante térmico, o también puedes colgar cortinas dobles.

Si durante el día hace frío, pero está soleado, puedes abrir persianas y cortinas para que la habitación reciba algo de calor con la luz solar. Sólo ten cuidado de mantener cerradas las ventanas.

De preferencia se deben de mantener cerradas las habitaciones de tu hogar que se encuentren desocupadas. Así habrá una menor transición de temperaturas y podrás aprovechar mejor el calor que provenga de dispositivos como calefactores y radiadores.