Se estima que el número de casos de quemaduras provocadas por cohetes se duplica durante los festejos de fiestas patrias y de fin de año

Agustín Reyes, jefe de Cirugía Plástica del Hospital de Lomas Verdes del IMSS, dijo que la manipulación de juegos pirotécnicos por niños, sin la supervisión de un adulto, incrementa el riesgo de quemaduras y explosiones

Advirtió que estos productos causan quemaduras de segundo y tercer grado por fuego directo y si les explota llegan a perder algún dedo o hasta la mano por esa causa.

Los niños que cursan primaria son los que más se accidentan ya que muchas veces no truena un cohete y piensan que se apagó, pero al recogerlo les explota en la mano, principalmente en varones, quienes guardan los juegos pirotécnicos en las bolsas del pantalón.

Lo que es frecuente es que se guarden las llamadas brujitas que se avientan y truenan y parecen muy inofensivas, se las guardan y se les olvida y la friccion con la ropa hace que se prendan y en lo se quitan las prendas se queman las piernas o alguna otra parte del cuerpo