La Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, advirtió que a un año de la implementación de Alerta de Violencia de Género en la entidad, el feminicidio crece y se extiende.

En un informe presentado este miércoles, el organismo estatal señala que del 2000 a febrero de este año, se han documentado 633 casos, siendo mujeres jóvenes las mayormente atacadas.

El informe señala que la impunidad sigue siendo un problema, toda vez que en los últimos seis meses se han emitido sólo 2 sentencias por feminicidio, una por 20 años y otra por 13, cuando la penalidad es de entre 40 y 70 años de prisión.

La órgano autónomo morelense asegura que este fenómeno lacerante persiste debido a la omisión de las autoridades. Y es que se observó que en un importante número de casos, el agresor es la pareja o ex pareja de la víctima. Por ello urgen una mejor atención a los casos de violencia desde sus primeras manifestaciones.