Luego de que la PGR emitiera un comunicado donde señala que analizará las observaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en torno a las recomendaciones sobre el caso de Julio César Mondragón, normalista de Ayotzinapa, su familia exige una investigación integral, toda vez que consideran que se encuentran al inicio del camino para lograr verdad y justicia.

Cabe destacar que a casi 22 meses de los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, su familia consiguió la realización de tres dictámenes, uno de causas de muerte, otro de la exhumación y otro de identificación.

Los familiares del normalista ratifican su plena confianza en el peritaje presentado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), y consideran que contribuirá para que las autoridades realicen las investigaciones pertinentes, al tiempo que advierte de la insuficiencia de la investigación que condujo la PGR, por lo que llaman a abrir una línea de investigación que se avoque a los delitos cometidos contra Julio César.