El Secretario de Salud capitalino, Armando Ahued, aclaró que los padres de la bebé que falleció en el hospital del Ajusco y que terminó en un contenedor de basura sí han recibido apoyo de las autoridades de la capital.

“El doctor Fernidard Recio ha ido a su casa y les ha dado la atención psicológica y tanatológica. Se les ofreció el apoyo económico para el tema del sepelio y se está en contacto con ellos.”

El funcionario local aseguró que la Procuraduría de Justicia capitalina está haciendo las investigación para determinar responsabilidades y en este sentido dijo que nadie será solapado por estos hechos.

“Toda la responsabilidad penal o administrativa que resulte, también la contraloría de la ciudadanía está haciendo una investigación, caerá sobre quién sea responsable, yo no voy a solapar a nadie y he dicho que es mi responsabilidad, doy la cara y enfrento lo que sea necesario.”