Un grupo de estudiantes del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado deazucar1 Hidalgo (Cecyteh), desarrolló un sustituto de azúcar extraído de una tuna blanca, con el que se espera ayude a combatir la diabetes en México.

La elección de este fruto se debió a que tiene una alta concentración de glucósido tóxico, que al consumirla provoca mayor sensibilidad a la insulina, y produce que baje la glucosa en la sangre.

El proyecto ya fue aceptado en el Centro de Incubación de Empresas de Base Tecnológica del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y en poco tiempo empezaran a realizar pruebas de efectividad en el producto.