Además de fumigación del mosco transmisor de enfermedades como Dengue, Chikungunya y Zika o las acciones de prevención para frenar su reproducción, en México se realizan investigaciones científicas para disminuir el vector

“se concreta este año entre la Universidad Autónoma de Yucatán y la Universidad de Michigan, para llevar a cabo estudios experimentales de campo en nuestro país, desde hace aproximadamente dos años, por lo menos son cuestiones teóricas que no han probado aún su eficacia de mosquitos modificados genéticamente, se está trabajando en Baja California Sur y Chiapas, en un proyecto que será financiado por una empresa privada que hace estas modificaciones, en dos localidades de 50 mil habitantes”

Así lo dijo Pablo Kuri, Subsecretario de Prevención y promoción de la Secretaría de Salud