La Iglesia católica Mexicana exige un recorte presupuestal para los partidos políticos.

La editorial del semanario “Desde la Fe”, titulada “Otra vez a votar”, dice que no hay razón para permitir que los partidos políticos sigan “derrochando inmoralmente” los recursos de un país sumergido en la pobreza.

Por ello, continúa la editorial; resulta inaplazable contemplar con seriedad la posibilidad de un recorte presupuestal a estos institutos políticos.

Por otra parte de acuerdo con el semanario el Instituto Nacional Electoral, sufre un centralismo exagerado, a lo que se debe sumar que se encargará de lo que denomina como maltrecha, confusa, forzada y artificial reforma política de la Ciudad de México.

La extinción del Distrito Federal concluye el texto, quedó en una marca y raras siglas color rosa que adornan transportes públicos y papeles oficiales sin incidir en la conciencia ciudadana.

En el documento que publica semanalmente la Iglesia Católica, se explica que la constitución para la Ciudad de México aún antes de nacer, está en la palestra de los cuestionamientos y lo atribuye a lo que define como izquierda fragmentada que obedece ideologías destructoras de la dignidad de la persona.

La jerarquía católica se refiere también a los candidatos que aspiran a redactar la Constitución de la Ciudad de México y dice que el electorado está ante el dilema generado por la clase política desgastada y cuestionada, porque en medio de la corrupción y la opacidad, todo se paraliza en las negociaciones legislativas y acuerdos que se generan a raíz de los resultados en las urnas, dice que los partidos políticos recurren a viejos candidatos, funcionarios señalados, cartuchos quemados, Juniors y dinastías familiares que sólo persiguen el poder sin proponer.