Previo a la Cumbre de líderes de América del Norte que se realizará en Ottawa el próximo 29 de junio a la que asistirá el presidente Enrique peña Nieto y sus homólogos de Estados Unidos y Canadá se trabaja para que de manera trilateral se reduzcan las emisiones del gas metano debido a su impacto climático en los tres países.

Si México igual la meta de reducción del 40 a 45% de Estados Unidos y Canadá y desarrolla reglamentos para lograrla, Norteamérica podría ver un beneficio climático a 20 años, lo que equivale a sacar de circulación 85 millones de vehículos, esto de acuerdo al reporte “Liderazgo de Norteamérica en materia de cambio climático: un mapa de ruta para la acción global sobre emisiones de metano”.

Francisco Barnés, director ejecutivo del Centro Mario Molina, “el gas en México muchas veces viene asociado en la producción de petróleo además de que también hay gas no asociado, y hay fugas a lo largo de la cadena, y estas fugas son importantes, el metano representa el 19 por ciento del total de las emisiones de dióxido de carbono equivalente al 2013. Y del total de las emisiones de metano cerca de 31 millones de toneladas derivan del sector petróleo y gas”.

En el informe se señala que “todos los análisis concluyeron que reducir el metano de los sectores clave en la cadena de suministro de petróleo y gas es rentable y ambientalmente benéfico”.

Estados Unidos, Canadá y México son las tres principales naciones productoras de petróleo y gas y se encuentran entre los cinco emisores de metano, por lo que juntas representan casi el 20 por ciento de la contaminación global de metano proveniente de la industria del petróleo y el gas.