Constantemente las empresas suelen pasar por desapercibido factores de riesgo psicosociales como estrés, ansiedad y mala calidad en el sueño, enfocándose sólo en los riesgos tradicionales de sus empleados, por ejemplo: accidentes, ausentismo o incapacidad, reveló la Encuesta de Salud 2016 dirigida a más de 400 empresas en México, lo que representa medio millón de trabajadores

“la cifra del año pasado de iniciativas, traíamos el 2% de empresas que encuestamos, tenían alguna iniciativa contra estrés, hoy en día es el 26%, no es nada más ha ale de enfermedades, si tengo problemas gastrointestinales, un problema a nivel columnas a nivel rodilla”

Nilda Cabra, director técnico de beneficios para empleados de Aon, Consultores en Administración de Riesgo y Capital Humano
image
Los resultados destacan que los principales problemas de salud que afectan a los mexicanos en el trabajo y que siguen siendo las causas más frecuentes de baja laboral, además del cambio epidemiológico que enfrenta la sociedad son: fatiga visual, dolor de espalda, malestares gastrointestinales, obesidad, agotamiento, el síndrome de fatiga crónica y el estrés.

Los dolores de cabeza, el asma, la caída de cabello, los problemas en la piel, musculares y de articulaciones son los males más comunes que desencadenan el estrés laboral, sumado a los desequilibrios emocionales que se manifiestan en mala calidad de sueño, ansiedad, depresión, preocupación excesiva y desconcentración.
image
Otro de los indicadores importantes a destacar es que un 50% de los accidentes laborales están relacionados con alteraciones del sueño. El Síndrome de la Fatiga Crónica es un mal que puede disminuir hasta en un 50% la productividad laboral, y afecta 500,000 mexicanos, de acuerdo con datos del IMSS.

La gente debe dormir 7.5 horas promedio para mantener una salud eficiente. La falta de descanso no sólo afecta el desempeño laboral, sino que también se eleva la tasa de incapacidades, porque cada vez que un empleado se ausenta, 78% de las empresas modifican las funciones de otros colaboradores, en 48% este evento genera estrés y en 67% de los casos aumenta la carga de actividad del resto del equipo.