A partir de este martes y hasta el 30 de junio, el gobierno capitalino pondrá diversas acciones para facilitar la movilidad de los capitalinos ante las nuevas restricciones del programa Hoy no circula.

Funcionarios públicos deberán compartir algunos de los mil 561 vehículos oficiales a su resguardo; el tren ligero, trolebús y RTP serán gratuitos; 10 mil taxistas de 295 sitios bajarán el banderazo de salida hasta un 50%, de 13.10 a 7 pesos y Cabify disminuirá su tarifa 25%.

En tanto 873 autobuses del transporte público concesionado de empresas como Casur, Comiten, Copesa y Reforma Bicentenario, así como transportistas de las rutas 1 y 111 en sus 10 derivaciones, disminuirá su tarifa hasta en 2 pesos con 50 centavos.

Todas las unidades participantes portarán un distintivo en el parabrisas color blanco con la leyenda “Más por coche” y los logotipos de la CDMX; y en el caso de los coches oficiales, el funcionario estará obligado a invitar a la gente a abordarlos.

“El funcionario tiene la obligación de ofrecer, como lo hacíamos en nuestros tiempos juveniles que queríamos darle ride a alguien; son mil 500 servidores públicos que cuentan con un vehículo de resguardo lo tendrán que hacer”.

Así lo explicó Héctor Serrano, Secretario de Movilidad, quien dijo, que en el caso de los altos funcionarios como secretarios y el Jefe de Gobierno, éstos utilizarán alguno de los 20 taxis eléctricos que hay en la capital.

Destacó que la gratuidad en el Trolebus, Tren Ligero y RTP, evitarán que ingresen a las arcas del gobierno, entre 90 y 110 millones de pesos, sin embargo, las finanzas sanas de la capital lo permiten.

En el caso del metro, Serrano Cortés aclaró que no será gratuito porque éste se puede saturar.

Por su parte, Hiram Almeida, titular de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, se declaró listo con los 3 mil 400 elementos de tránsito que vigilarán que se acaten las restricciones vehiculares del programa Hoy no circula, de lo contrario, en esta ocasión sí habrá sanciones.

“Los vehículos motorizados deberán acatar los programas ambientales  y no circular en vehículos que contengan restricciones; la sanción prevista en el reglamente es de 20 y 30 veces la unidad de cuenta de la CDMX y la remisión en su caso del vehículo al depósito si es ostensiblemente contaminante”