Están por desaparecer 10 mil de 30 mil topes que hay en vías primarias de la Ciudad de México.

Y es que el próximo 5 de mayo en periodo extraordinario, diputados de la Asamblea Legislativa del DF, votarán la iniciativa que presentó el diputado perredista, Víctor Romo, para desaparecer estas estructuras que solo generan mayor contaminación.

“Tenemos datos duros que un frenado a cero provoca junto con arrancado casi 300 veces más emisiones que un paso constante por automotor, entonces son 300 veces más emisiones contaminantes en el ambiente… Si hay 30 mil, en uno o dos años podemos ir teniendo como meta unos 10 mil topes retirados que no tienen justificación, ni permiso por ninguna autoridad y que de repente está el tope …  6.32 Los que sí tengan justificación se sustituirán con las nuevas técnicas para mitigar la alta velocidad y cuidar al peatón”.

Romo Guerra explicó que para ello se modificarán las leyes de Mitigación y Cambio Climático, y de Movilidad, para facultar a la Secretaría de Obras en el retiro de los topes que no sean necesarios, lo cual será determinado a su vez por la Secretaría de Movilidad, mediante estudios de factibilidad que analizarán riesgos y aforos, principalmente en zonas escolares o de mercados, etcétera.

Los topes que queden serán sustituidos por otros sistemas que permitan cuidar al peatón, pero a su vez al medio ambiente.

“hoy es otra visión, sí cuidar la vida pero con las nuevas técnicas de cruces seguro, con las nuevas técnicas no necesariamente de frenado completo sino puede ser velados, minitopes, ya hay una técnica variada de materiales técnicos, tecnológicos de semáforos inteligentes, de cruceros seguros, de pasos seguros”.

El perredista detalló que estas técnicas son mucho más baratas que un tope convencional de asfalto, el cual además de contaminar al ser colocado, cuesta mucho dinero. Se dice que un tope llega a costar hasta dos mil pesos y su retiro 3 mil 500. En contraste, las nuevas técnicas son menos costosas ya que en muchos casos solo se requiere de señalización o pintura para las cebras.

Con esta ley, ni los vecinos, ni las delegaciones podrán poner topes “a diestra y siniestra”, ya que solo la Secretaría de Movilidad tendrá facultad para hacerlo. Quienes requieran un tope en su colonia, tendrán que gestionarlo en la delegación, que a su vez solicitará el aval de la Semovi, que estará encargada de realizar los estudios pertinentes.

Quienes sean sorprendidos por la policía capitalina colocando topes sin autorización serán sancionados con base en la Ley de Cultura Cívica, la cual ya especifica sanciones para quien altere la vía pública. En el artículo 26 se establecen infracciones de entre 788 y mil 433 pesos, o un arresto de hasta 24 horas a quienes atenten contra el entorno urbano.