Si dejaste tu automóvil en un estacionamiento público y te lo robaron o sufrió algún daño, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), recordó que de acuerdo con la Ley de Establecimientos Mercantiles de la Ciudad de México, los titulares u operadores de los estacionamientos públicos tienen la obligación de contar con un seguro de responsabilidad civil o fianza, que garantice a los usuarios el pago de los daños que pudieran sufrir en su persona, vehículo, o en la de terceros hasta por 9000 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México vigente por vehículo, es decir, alrededor de 645 mil pesos.

En un comunicado la Condusef, que preside Mario Di Costanzo, detalla que el establecimiento debe contar con un seguro bajo la modalidad de autoservicio, esto es por responsabilidad ya sea por robo total, robo y daño parcial del vehículo, e incendio del inmueble donde se depositó el vehículo, cuando éste sea atribuible al titular u operador.

Otro debe de ser por Acomodadores de vehículos o Valet Parking esto es Responsabilidad por robo total, robo y daño parcial, robo o daño de accesorios mostrados a la entrega del vehículo, e incendio del inmueble donde se depositó el vehículo, cuando éste sea atribuible al titular u operador.

En el caso particular de inundación, es necesario considerar si el centro comercial o el condómino cuentan con algún seguro que proteja estos imprevistos, ya que normalmente no está amparada este tipo de cobertura, sobre todo cuando el estacionamiento se encuentra en niveles por debajo del suelo (sótanos).

En este caso, si tu póliza de auto cubre daños materiales, es decir, tiene una cobertura amplia, cuenta con la cobertura por inundación, además de cubrir incendio, rayo, explosión, caída de árboles o sus ramas.