A pesar de las condiciones económicas adversas, existe una esperanza en la recuperación del salario y del poder adquisitivo de los trabajadores, así lo dijo el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida.

Al encabezar la inauguración del foro “Encuentro de Especialistas sobre Salarios Mínimos, Avances hacia una Nueva Política”, el funcionario aseguró que aumentar el salario mínimo entre 200 y 300 pesos no se pude dar por decreto o por una cuestión de voluntad.

“Más que un auto pía yo creo que representaría un anhelopara verlo en sentido positivo y para verlo en sentido real pregúntele a las cámaras, a la Cámara de Comercio de la Ciudad de comercio de la Ciudad de México, que pensarían de tener un aumenta directo el salario que ellos que ellos tienen que absorber sin que les hayan cambiado sus condiciones de productividad.”

Ante los recortes de personal de la burocracia, el encargado de la política laboral del país explicó que las bajas en las plazas se han podido ir absorbiendo en el propio mercado laboral.