El pasado fin de semana el español Miguel Durán fue protagonista de una salida en falso que lo hizo llorar de la impotencia ante el error que había cometido.

Pero no solo ha sido él. El los últimos años ha habido otras metidas de pata que a continuación te mostramos.

Recordamos el terrible accidente que sufrió el húngaro Janos Baranyai en los Juegos de Pekín 2008. Se dislocó el hombro, húmero y radio al intentar levantar 148 kilos.

Otro victima de un bochornoso momento fue Stephan Feck que en la ronda clasificatoria de Londres 2012 tuvo un terrible desempeño al caer de espaldas, acabó en último sitio.

Greg Lucanis fue otro atleta que al saltar del trampolín se llevó un gran golpe en su participación de los juegos olímpicos de Seúl en 1988.

En Sidney 2000 en el salto de pértiga, el atleta ucraniano Denys Yurchenko, saltó sobre los 5.40 metros; al caer, fue alcanzado por la pértiga, lastimándole su ingle y a sus testículos.

¿Recuerdas otro? Compártelo con nosotros.