Información: Cihuatl Zúñiga

Xa_Sonia_D_a_internacional_violencia_de_g_nero

Este 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra las mujeres. Y es que este tema sigue siendo una pandemia global.

De acuerdo con datos de ONU Mujeres, se calcula que el 35% de las mujeres y las niñas sufren alguna forma de violencia a lo largo de sus vidas y en algunos países esta cifra asciende al 70%.

El organismo detalla que una de cada tres mujeres sufre o ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental.

Tan sólo en países de África y Oriente Medio, se calcula que 133 millones de niñas y mujeres han sufrido alguna forma de mutilación genital.

En México, la violencia contra las mujeres persiste y e incluso el número de feminicidios ha alcanzado la alarmante cifra de 8 diarios, según datos del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio.

Para María de la Luz Estrada, Coordinadora Ejecutiva de este organismo, el problema es cultural pues vemos la violencia como algo normal.

“El problema de la violencia contra las mujeres de ha naturalizado y normalizado. Les pasa porque algo hicieron, estaban implicadas en la delincuencia, no obedecieron al marido, no se dejaron violar”

La violencia de género está más cerca de lo que creemos y quienes no son víctimas directas, sí conocen casos muy cercanos.

“Sí, bueno una amiga sufrió o más bien sufría psicológicamente con su pareja que más bien era su novio. Yo no he sufrido violencia pero conozco igual un caso muy cercano que es el de mi hermana. Sí, siempre está y además hay de distintos tipos, no nada más a golpes, también hay psicológica, económica que es, sobre todo, por la que no se quieren separar”.

Rodolfo Domínguez, director de la organización Justicia, Derechos Humanos y Género, explica que el círculo vicioso de la discriminación y violencia tiene que ver con el dominio.

“A mí me parece que todo tiene que ver con una explicación de cómo se construye esta sociedad patriarcal, el uso de la fuerza física como un mecanismo de control y dominio que finalmente se va imponiendo por lo varones en específico con las mujeres”.

Para este especialista, la violencia se puede prevenir empezando por cuestionarnos a nosotros mismos de qué manera ejercemos violencia y discriminación.

“Tenemos que empezar a cuestionar cómo ejercemos la violencia. Cómo hemos construido a estos seres violentos. Creo que ese es el principio para empezar a transformar radicalmente una sociedad que me parece que ya ha llegado a extremos tremendos de violencia y discriminación”.

En el tema de la violencia de género, quedan muchos pendientes, pero todos podemos participar para lograr erradicarla. ¿Cómo? Empezando por nuestros propios hogares, difundiendo la idea de la igualdad, evitado actitudes discriminatorias o vejatorias y sobre todo, enseñando a los niños que las mujeres merecen todo el respeto y jamás deben ser violentadas.

 

firma_logo_acirnoticias_125px