Luego de que la Bolsa Mexicana de Valores ha registrado máximos históricos al ubicarse en la barrera de las 50 mil 820 unidades, es un buen momento para que vengan nuevos emisores, afirmó el director general del mercado accionario nacional José Oriol Bosch.

En entrevista luego de la entrega de reconocimientos a las Casas de Bolsa que obtuvieron la mayor operación durante el primer semestre de este año, el directivo destacó que después de operar con números negativos en los primeros meses, los mercados nacionales e internacionales muestran una recuperación.

Agregó que otra herramienta que impulsara una sana competencia al mercado accionario nacional es la nueva Bolsa que empezara a operar a mediados de diciembre.