A través de un comunicado, el gobierno de Oaxaca condenó los hechos de violencia registrados previo a la ceremonia del Grito, entre un grupo de integrantes de la Sección 22 de la CNTE, estudiantes normalistas, miembros de organizaciones adheridas al gremio y policías.

El saldo, de acuerdo con el gobierno de la entidad, es de dos elementos de seguridad pública heridos por cohetón, quienes presentan quemaduras en brazos, pecho y cara; así como un civil con reporte preliminar de lesiones leves, quien fue trasladado al Hospital Regional del ISSSTE, para su valoración y atención médica. Sin embargo, Protección Civil de Oaxaca habla de 20 lesionados que fueron llevados a la Cruz Roja, sin precisar cuántos eran maestros.

Minutos después de las 8 de la noche, los docentes intentaron ingresar al perímetro del zócalo de la ciudad de Oaxaca, lanzando proyectiles y cohetones en contra de elementos de la Policía Estatal que se encontraban vigilando el acceso de la ciudadanía.

Las fuerzas estatales de seguridad repelieron la agresión, logrando dispersar al grupo radical de manifestantes integrado por aproximadamente 600 personas.