En los últimos seis meses, con la Estrategia Nacional para el Control del Dolor y Cuidados Paliativos, aumentó la disponibilidad de medicamentos para el dolor.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios informó que el surtido de recetas pasó de 24, en julio del año pasado, a siete mil 809 en enero de 2016, mientras que la cifra de recetarios generados pasó de ocho mil 101 a 127 mil 122, en ese lapso.

Con el uso de códigos bidimensionales, al cabo de seis meses, la estrategia reporta grandes avances como que el número de médicos registrados pasó de 232 a mil 706 y el número de doctores con recetarios creció de 39 a 750 en el mismo periodo.

Dentro de las primeras labores se creó un inventario de morfina que se mantiene actualizado a la fecha y cuyo último reporte arroja la existencia de 65 mil 176 unidades de morfina en los laboratorios como producto terminado; 27 mil 906 unidades de morfina en almacenes o distribuidoras y tres mil 501 unidades en farmacias.

A la fecha, se han validado ocho mil 491 recetas en 25 entidades federativas, siendo Nuevo León y Jalisco las que reportan más avance.