En Nuevo León un grupo de 11 ladrones lograron un enorme asalto en un par de joyerias en menos de 90 segundos.

El comando armado irrumpió en la plaza San Agustín, ubicada en el área conurbada de Monterrey, en el municipio de San Pedro, para robar dos joyerías con un botín de miles de pesos en relojes y alhajas.

Aproximadamente 11 sujetos, divididos en 2 grupos, asaltaron al mismo tiempo las joyerías “Max” y “Ghiberti”.

Los delincuentes utilizaron mazos para romper cristales y tardaron menos de 90 segundos en concretar los robos.

Las primeras investigaciones sugieren que se trata de una banda criminal originaria del centro del país, que ha operado de forma similar en otros estados.