En la Ciudad de México se desperdicia hasta el 37 por ciento de los alimentos, por lo que el gobierno local buscará convenios con tiendas de autoservicio y restaurantes para evitar esta práctica y canalizar los productos al Banco de Alimentos de la Central de Abasto.

 

Tras refrendar un convenio con la FAO para la promoción de Sistemas Alimentarios más Sostenibles y Equitativos, el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera señaló que espera tener “a la brevedad… convenios con la ANTAD, para que tengamos convenio con CANIRAC, a fin de que no se desperdicie esta comida… ¿Qué tenemos que hacer? Ampliar la capacidad de nuestro Banco de Alimentos y tener también los canales de distribución, porque va a llegar el alimento y nosotros tendríamos que poder canalizarlo correctamente”.

Para ello, dijo que ya solicitó a las secretarías de Desarrollo Económico (SEDECO), de Desarrollo Social (SEDESO) y de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC), entre otros involucrados en el sistema social, que generen alianzas con las cadenas de autoservicio y las cámaras restauranteras, a fin de evitar el desecho de alimento.

Sin embargo, el mandatario local reconoció que a pesar de esfuerzos como éste, la puesta en marcha de comedores públicos y de programas como Aliméntate, sigue existiendo carencia alimentaria en la ciudad, aparentemente por una falta de difusión, que dijo se tendrá que reforzar.