En China, las cámaras de seguridad de una juguetería captaron un impactante momento.

Un niño intentó robar varios objetos de dicho establecimiento, sin embargo, llegó su padre y lo terminó golpeando violentamente.

El trabajador del local intentó en varias ocasiones detener al sujeto, pero este no paraba de golpear al menor. Finalmente, al agresor pagó lo robado y salieron del lugar.