Los acereros del país advirtieron que si la CNTE continua bloqueando las vías ferroviarias en Michoacán, la producción de acero en algunas plantas siderúrgicas se paralizaría a partir del próximo 4 de agosto, afectando a los sectores automotriz, línea blanca, metalmecánico y construcción, además de las implicaciones para más de 17 mil empleados y contratistas.

En un comunicado la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero, quien denunció que al día de hoy las afectaciones al sector ya rebasan los 700 millones de pesos, perdidas que podrían incrementarse considerablemente de continuar los bloqueos.

Dicho bloqueo de vías ferroviarias está afectando gravemente el suministro de materias primas para la industria siderúrgica, poniendo en riesgo la continuidad de los procesos productivos de varias empresas del sector, de continuar esta problemática puede verse afectada la produccin de hasta verse afectada la producciontinuar esta problemaTOa d posibilidades y dentro de sus facultades, egalesón de hasta 7 millones de toneladas de acero este año.

La Canacero destacó que la toma ilegal vías ferreas impide el transporte de más de 20,000 toneladas al día de mineral de hierro y chatarra, materias primas básicas y fundamentales para la fabricación de acero, además de que imposibilita el abastecimiento de planchones de acero desde Lázaro Cárdenas que sirve de materia prima a varias plantas de laminación en el país e impide la entrega de productos finales de acero a sus clientes.

Adicionalmente, ciertas empresas del sector ya enfrentan problemas logísticos para sus exportaciones, así como cancelación de pedidos derivado de la falta de certeza sobre los tiempos de entrega de productos, en resumen, dijo, la Canacero, la paralización del sistema ferroviario en el estado de Michoacán pone en serio riesgo la continuidad operativa de diversas empresas del sector, impactando las cadenas de suministro de industrias enteras y afectando el empleo de miles de trabajadores.

Dijo que el sector siderúrgico enfrenta una grave situación, la cual también afecta a otros sectores industriales, por lo que la Canacero solicitó al Gobierno Federal y a los Gobernadores de los Estados involucrados, que realicen todas las acciones que esten su alcance para poner fin a un problema que afecta diariamente la competitividad de nuestro país y a miles de ciudadanos.