Continúan las vacaciones de verano por lo cual el Centro de Experimentación y Seguridad Vial México, publicó un decálogo sobre los principales riesgos al conducir en autopistas.

viaje-en-carretera

La primera recomendación para el conductor es que si una curva es a la izquierda, hay que moverse ligeramente hacia el lado derecho de la carretera, lo que reduce la gravedad y el riesgo de derrape.

Reducir la velocidad es importante ante las curvas sinuosas, por lo que hay que prestar atención a los señalamientos para tomar la precaución debida.

Cuando el conductor se enfrenta a animales o personas cruzando la carretera, se sugiere reducir la velocidad y tocar el cláxon.

De noche es necesario bajar la velocidad y ante cualquier brillo anormal en el camino tomar las precauciones, ya que puede ser señal de la existencia de un animal en el camino, ante lo cual se deberá librarlo con cuidado y evitar volantazos.

El deslumbramiento por el sol es muy común, por lo que es recomendable procurar la limpieza del parabrisas en todo momento y considerar el buen uso de los parasoles y lentes de sol.

Se recomienda prestar atención a otros vehículos, debido a que se complica el verlos de lejos, considerar el uso de luces de cruce, así como conducir con menor velocidad.

En las carreteras de doble vía, lo ideal es conducir lo más cercano posible al límite del carril del lado derecho, sin pisar línea, lo que ofrece mejor visión de tránsito hacia todos los demás vehículos, en especial a los de dirección contraria.

Evitar circular cerca de los vehículos de frente, si no hay posibilidad de rebase. Se debe reducir la velocidad cuando hay intensión de rebase de otro auto, llevar luces de cruce encendidas todo el tiempo, sin importar que sea de noche o de día.

Al cruzar por obras de infraestructura, es recomendable permanecer atento en la vía, sobre todo a larga distancia, y en el anuncio de las obras para anticipar maniobras. También se deberá reducir la velocidad a la mitad o más de la mitad, dependiendo del tamaño de la obra; poner atención a posibles vehículos de carga o movimientos de trabajadores en la zona, y usar las luces intermitentes para avisar el automóvil de atrás.

Ante posibles deslaves carreteros, habrá que poner atención a avisos al respecto, mantener calma en caso de presenciar alguno, jamás cruzar la línea señalada en caso de un deslave e identificar la solidez del trayecto para ir por la vía segura en la medida de lo posible.

Si se presenta mal tiempo hay que reducir la velocidad; con piso mojado aumentar la distancia con respecto del vehículo que va adelante. También habrá que realizar desaceleraciones suaves y progresivas; en caso de mucha lluvia, encender las luces antiniebla delanteras y traseras; revisar frecuentemente la presión y estado de los neumáticos, y mantener en óptimo funcionamiento los limpiadores.