Un hombre británico de 44 años podría convertirse en el primer paciente en eliminar por completo de la sangre el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Esto gracias a un tratamiento que desarrollaron las universidades de Oxford y Cambridge.

De acuerdo con The Times, el tratamiento es una vacuna que ayuda a reconocer las células infectadas por el VIH, además de un fármaco que activa las que permanecen latentes y que aprovecha las propias defensas del cuerpo humano.

Las últimas pruebas de laboratorio muestran que el virus ya no está presente en la sangre del paciente, sin embargo, los especialistas esperarán unos meses para declararlo completamente curado.