La Junta Directiva del ISSSTE aprobó que los directores de los hospitales generales, regionales y Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” eximan tanto al donador o derechohabiente como al paciente trasplantado de los costos que originan los servicios médicos proporcionados por el proceso de donación, es decir, que no se cobrará ningún estudio previo ni cirugías que necesite el donador.

José Reyes Baeza, Director General del ISSSTE, dijo que medidas eliminarán los costos económicos para la donación, ya que por cada receptor se necesitan mínimo dos donantes, y gracias a esta aprobación las donaciones de órganos se agilizarán.
Este año se han incrementado el número de trasplantes en la institución, pues de enero a la fecha se han realizado 69 trasplantes de hígado y riñón, mientras que en 2015 se desarrollaron 45, “nuestro propósito es llegar a 200 trasplantes en todo el año entre hígado, riñón, corazón, córneas y médula, seguimos alentando mucho la donación y es necesario lograr esta meta.