A pesar de que el dólar podría terminar este año con un precio de 18 pesos por unidad, en las próximas semanas continuará la volatilidad en el tipo de cambio, y esta aumentará conforme se acerquen las elecciones en Estados Unidos, principal riesgo para las expectativas de nuestro país en el corto plazo, ya que podría colocar al tipo de cambio por arriba de los 19 pesos.

Así lo estimaron analistas del grupo financiero CI Banco, quienes advirtieron que si bien los fundamentos económicos siguen sólidos, las finanzas públicas y la cuenta corriente se mantienen como los principales focos amarillos para la economía mexicana.

Los especialistas también consideraron que es necesario mostrar una imagen de prudencia y solidez fiscal hacia el exterior, por lo que temas como el “gasolinazo”, la forma en que se aplicó puede generar suspicacias de que el objetivo es meramente recaudador por problemas de ingresos fiscales, lo que también provocará que el dólar siga su tendencia a la alza.