En el 2016 se rompieron los récords por la temperatura máxima mundial y un nivel excepcionalmente bajo de los hielos marinos, además de un aumento ininterrumpido del nivel del mar y del calor oceánico.

Así lo informó la Organización Meteorológica Mundial, al publicar su Declaración anual sobre el estado del clima.

De acuerdo con el documento, el 2016 fue el año más cálido del que se tenga constancia, registró una temperatura de 1.1 grados por encima de los niveles preindustriales, lo que representa un aumento de 0.06 grados por encima del récord anterior registrado en 2015.

Las temperaturas medias mundiales de la superficie del mar en 2016 también fueron las más elevadas de las que se tenga constancia, por el fenómeno meteorológico de “El Niño”.

Con respecto al nivel del mar a escala mundial ha aumentado 20 centímetros desde el comienzo del siglo XX, principalmente por la expansión térmica de los océanos y el deshielo de los glaciares.

Cabe señalar que la congelación de otoño de 2016 fue excepcionalmente lenta e incluso la extensión de los hielos marinos se contrajo durante algunos días a mediados de noviembre.