Es importe ampliar el acceso a la prueba de VIH sin discriminación y en el caso de las personas que usan drogas inyectables, se debe cambiar la política prohibicionista, por una de salud pública y de respeto a los derechos humanos

“se deben buscar estrategias integrales que respondan a las necesidades de los jóvenes, que garanticen la educación sexual laica, basada en evidencia científica, pilar fundamental para los cambios requeridos y para proporcionarles los elementos para que asuman una sexualidad responsable, informada y protegida.”

Así lo dijo Secretario de Salud, José Narro, al participar en la Reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre VIH/SIDA 2016