El gobierno del Estado de México implementó 300 inspectores sanitarios para revisar industrias del valle de México y garantizar que reduzcan sus emisiones contaminantes durante la actual contingencia ambiental.

Raúl Vargas Herrera, secretario del Medio Ambiente del gobierno estatal, dijo que la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem), cuenta con 500 verificadores sanitarios, de los cuales 300 realizarán esta tarea.

También César Nomar Gómez, secretario de Salud de la entidad, dijo que serán clausuradas las empresas que incumplan y sancionadas con multas de entre mil 250 a 55 mil días de salario mínimo.