Tras la captura del ex gobernador de Veracruz Javier Duarte, el Consejo Coordinador Empresarial, consideró que es indispensable que se repare el daño provocado al patrimonio de los veracruzanos, hallándose y regresándose el dinero desviado.

El organismo privado que encabeza Juan Pablo Castañón, consideró que a la detención debe seguirle un proceso legal claro, transparente y con estricto apego a la ley, sin ningún espacio para la impunidad.

Agregó que es responsabilidad de las instituciones realizar un proceso intachable para que Duarte rinda cuentas a la justicia y a la ciudadanía, ya que no puede construirse prosperidad ni bienestar, sin un real imperio de la ley; el combate frontal y decidido contra la corrupción debe ser una política de Estado integral y permanente, sin distingos, y no limitar el cumplimiento de la ley sólo a casos aislados.