La distrofia muscular afecta principalmente a los niños, aparece a temprana edad, causa debilidad y degeneración progresiva del músculo, lo que le impide caminar y quienes tienen este padecimiento, pueden desarrollar otras afecciones, como cardiopatías e insuficiencia respiratoria.

Dolores Enciso, especialista del Deporte y Terapia Física del Hospital Juárez de México, dijo que los afectados pierden progresivamente la fuerza y por consecuencia, sufren deformidades y discapacidad. Se diagnostica a partir de los tres años con síntomas como: espalda torcida, crecimiento en el músculo de la pantorrilla y debilidad progresiva de los músculos.
image
El tratamiento es a base de esteroides para aliviar los síntomas. También se les da fisioterapia y electro estimulaciones, para mantener posiciones adecuadas que retarden el daño muscular. Asimismo, se les puede colocar una prótesis para evitar la deformación de los huesos.

La enfermedad se diagnostica por estudios de genética, y se sospecha de su presencia si el niño al caminar en puntitas no se puede sostener porque sus piernas están dañadas por la enfermedad.