A 15 años de la ocupación del auditorio Justo Sierra, el rector de la UNAM, Enrique Graue, reconoció que hasta ahora no han encontrado una vía de interlocución con lo estudiantes y de no hacerlo habrá de solicitar apoyo de las fuerza del estado.

“Yo voy a agotar Todos los recursos de interlocución y cuando sienta que ya no puedo dialogar más, que ya no puedo recurrir probablemente tenga que hablar externamente. Notros no tenemos capacidades coercitivas, tendríamos que acudir a fuerzas externas, al Estado y como de decir no siempre es la mejor idea pero puede ser la última posibilidad.”

Tras escuchar a más de una veintena de Consejeros de la máxima casa de estudios, quienes hicieron un llamado a tomar las medidas que sean necesarias para recuperar este espacio universitario, el rector propuso crear una comisión que redacte un documento para exigir la devolución del auditorio. El consejo universitario aprobó por unanimidad crear dicha comisión en la que serán también incluidos alumnos, profesores y trabajadores de la UMAM.