Se estima que 8 de cada diez personas con cáncer, recibe el diagnóstico y primer tratamiento inadecuados, porque llegan a los servicios de oncología tres meses o hasta un año después de que presentaron síntomas de la enfermedad

“solamente un 20% de los pacientes se calcula que son vistos en primera instancia por un oncólogo, en varios aspectos, el primero es la educación, el paciente en general, no identifica, muchas de las veces, quién es el especialista que tendría que atenderlo por un problema específico, la referencia, los médicos en general, no están acostumbrados a referir de manera temprana, ni están acostumbrados a sospechar el cáncer”

Así lo dijo, Samuel Rivera, presidente de la Sociedad Mexicana de Oncología