La hemofilia es un trastorno de coagulación de origen genético, que se manifiesta en hemorragias prolongadas o espontáneas y sin causa aparente en los pacientes.

En el marco del Día Mundial de la Hemofilia, que se conmemora el 17 de abril, especialistas explicaron que de las más de cinco mil personas diagnosticadas con algún tipo de hemofilia en México, siete de cada diez pacientes presentan algún grado de daño articular.

El principal tratamiento para la hemofilia es el reemplazo del factor de coagulación deficiente mediante la administración del factor VIII para la hemofilia A o del factor IX para la hemofilia B.

De acuerdo con datos de la Federación Mundial de Hemofilia, el 75% de las personas con deficiencias de la coagulación no cuentan con un tratamiento adecuado o incluso carecen de éste en absoluto, lo que los predispone a sufrir lesiones articulares incapacitantes e incluso les pone en riesgo de morir a edades tempranas