Hoy es el Día internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, fecha instaurada desde 2004 para conmemorar la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo cual ocurrió el 17 de mayo de 1990.

La homofobia, transfobia, lesbofobia, bifobia e interfobia se comprenden como el temor, el odio, la aversión y el rechazo hacia las personas en razón de su orientación sexual o de su identidad y expresión de género.

De tal manera, las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transexuales, Transgénero e Intersexuales (LGBTTTI) enfrentan exclusión en las leyes, las escuelas, los centros de trabajo, en las iglesias, incluso dentro de las familias.

De acuerdo con un informe de la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH), México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en crímenes por homofobia, después de Brasil.

El informe establece que de 1995 a 2015, en el país se han registrado mil 310 homicidios por homofobia, pero estima que por cada caso reportado hay tres o cuatro más que no se denuncian.

Por entidad, la Ciudad de México es donde más asesinatos se han registrado con 193 casos. Le  sigue el Estado de México con 123; Veracruz con 85; Nuevo León con 81; Chihuahua con 72, Michoacán con 71; Jalisco con 67 y Yucatán con 60.

Por género, la mayor cantidad de homicidios ha ocurrido en hombres con mil 21 casos; seguido por integrantes de la comunidad trans (travestis, transgénero y transexuales) con 265 casos, y mujeres, con 24.

Respecto a la edad, los jóvenes de 18 a 29 años y los adultos jóvenes de 30 a 39 años son los más afectados, seguido del grupo de entre 40 y 59 años. Entre las víctimas hay 27 menores de 18 años.

El informe también señala que de enero a abril de 2016 se han registrado 16 homicidios contra hombres gay y mujeres trans.

Reportes oficiales también alertan que cuando una persona homosexual o trans vive en un entorno familiar homofóbico, las probabilidades de mayor vulnerabilidad en su vida son mayores, de tal forma que:

– 8.4% tiene mayor probabilidad de suicidarse
– 5.9% es más propenso a sufrir depresión
– 3.4% llega a consumir drogas
– 3.4% tiene más riesgo de adquirir alguna infección sexual

Los lugares donde mayormente se comenten los abusos por discriminación son:

1.- Escuela (38.24%)
2.- Espacios públicos (33.46%)
3.- La familia (22.66)
4.- En el trabajo (18.59%)
5.- Espacios privados (18.23%)
6.- Servicios de justicia (12.09%)
7.- Servicios de salud (7.14%)

Las mayores expresiones de violencia son:

–  Me hicieron sentir que debía ser más masculino o femenina (25.07%)
– Sabían de mi orientación sexual o identidad de género pero no querían hablar de ello (22.18%)
– Me negaron algún servicio (17%)
– Me gritaron, insultaron, amenazaron y/o burlaron de mí (12.81%)
– Me aceptan a mí pero no a mi pareja (5.6%)
– Me golpearon, agredieron físicamente (3.23%)
– Me corrieron de algún lugar (2.84%)

En un hecho histórico, en junio de 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) permitió la celebración del matrimonio entre personas del mismo sexo en todos los estados de la República Mexicana.

La Ciudad de México fue la primera entidad en celebrar matrimonios civiles con validez legal en parejas del mismo sexo.

En enero de 2011, las activistas Lol Kin Castañeda Badillo y Judith Minerva Vázquez Arreola se convirtieron en la primera pareja del mismo sexo en afiliarse al IMSS, tras ganar una batalla legal.

En abril de 2011, Javier Gutiérrez Marmolejo y Carlos Alberto Ramos Benigno, se convirtieron en el primer matrimonio homosexual en garantizar su derecho a la seguridad social mediante su afiliación al ISSSTE, luego de 10 meses de litigio.

Países donde ser gay es un delito

A nivel global, al menos 79 países tienen leyes que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo.

Los castigos van desde latigazos en Irán, prisión en Argelia y cadena perpetua en Bangladesh. En siete naciones se aplica la pena de muerte:

Arabia Saudí
Emiratos Árabes
Irán
Mauritania
Somalia
Sudán del Sur
Yemen

Otros países tienen castigos menos drásticos para el mismo “crimen”, pero muestran la misma intolerancia ante la libertad de orientación sexual, y la sentencia va desde unos meses en prisión hasta cadena perpetua:

Argelia
Libia
Nigeria
Marruecos
Túnez
Gambia
Guinea
Senegal
Togo
Camerún
Santo Tomás y Príncipe
Burundi
Comoras
Yibuti
Eritrea
Etiopía
Mauricio
Uganda
Tanzania
Botsuana
Namibia
Baréin
Kuwait
Líbano
Omán
Qatar
Siria
Afganistán
Bangladesh
Bhután
Maldivas
Pakistán
Sri Lanka
Corea del Norte
Brunéi
Indonesia
Malasia
Myanmar
Papúa Nueva Guinea
Islas Salomón
Samoa

Finalmente, algunos gobiernos sólo imponen multas, trabajos forzados o deportación por este comportamiento:

Liberia
Angola
Antigua y Barbuda
Barbados
Dominica

En ciertas regiones, los castigos anteriores sólo se aplican a la homosexualidad masculina:

Ghana
Sierra Leona
Kenia
Malaui
Seychelles
Zambia
Zimbabue
Lesoto
Suazilandia
Belice
Granada
Jamaica
San Cristóbal y Nieves
Santa Lucía
San Vicente y las Granadinas
Trinidad y Tobago
Guyana
Turkmenistán
Uzbekistán
Singapur
Kiribati
Nauru
Palaos
Islas Cook
Tonga
Tuvalu

En otros países, la justicia castiga los actos de intolerancia u homofobia como en los casos de Argentina, Bélgica, Holanda y Noruega.

El matrimonio homosexual y la adopción de niños por parte de ellos sólo es legal en 10 países:

Argentina
Sudáfrica
Canadá
Islandia
Noruega
Suecia
Bélgica
Países Bajos
Portugal
España
Algunas partes de México y Estados Unidos