Fue detenido Roberto Francisco Ávila Quiroga, identificado como el principal operador de “los moches fiscales”, registrados en la administración del exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías.

roberto_ok.jpg_594723958

De acuerdo con la denuncia penal, Ávila Quiroga benefició a amigos y a colaboradores cercanos con la extensión de impuestos y auditorías, causando un daño patrimonial superior a mil 700 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Ávila Quiroga, quien fue detenido la mañana del jueves por la Policía Federal Ministerial, se desempeñaba como Director General de Auditoría Fiscal de la delegación del SAT en Sonora. Hay más de 30 exfuncionarios sujetos a investigación por el mismo caso.