Organizaciones civiles como Mexicanos Primero y Convivencia sin violencia expresaron su reconocimiento por los maestros que acudieron a impartir clases, pese a las presiones y amenazas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación que organizaron un paro de labores y quisieron coaccionarlos para abandonar su puesto.

A través de un comunicado, invitaron a los profesores faltistas de Guerrero, Michoacán y Oaxaca a reintegrarse a sus labores y los maestros de Chiapas, que tomaron un fin de semana largo, les pidieron no faltar a las aulas y a exigir de las dirigencias que no pongan en peligro el sustento de los maestros, para tratar de estirar un poco más un sistema corruptor, plagado de comisionados sobrepagados que negocian beneficios políticos y económicos.