Debido a que los alimentos carentes de nutrientes y vitaminas, son más baratos y accesibles a la población que los platillos saludables, se estima que uno de cada tres niños en México se desarrolla con sobrepeso y obesidad

“estamos teniendo problemas de desnutrición, niños de menos de cinco años con peso y talla baja que son hijos de papas obesos, la gran mayoría de su alimentación es rápidamente accesible, con productos ultra procesados y es la misma dieta que se le está dando a los niños, no son las proteínas, las vitaminas, de productos ultraprocesados y en un futuro van a ser niños obesos pero desnutridos”

Así lo dijo, Sujey Romero, jefe de la división de cirugía general del Hospital General “Manuel Gea González”, de la Secretaría de Salud