En los últimos cinco años, con el programa de recolección y destrucción de medicamentos caducos se han reunido mil 550 toneladas de estos productos, a través de cuatro mil 700 contenedores colocados en farmacias y diversos establecimientos del país, para evitar que la población los deseche a la basura o en el drenaje

“si no los vuelven a vender, de todas maneras se van al relleno sanitario y hay filtraciones y puede ir al subsuelo, a los cuerpos de agua, al desagüe, al drenaje y también son sustancias químicas que se están yendo al drenaje, están tirando antibióticos, analgésicos, hormonas, pueden ir a los ríos, a nuestro lagos, al mar”

José Antonio Aedo, director general del Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envases y Medicamentos A.C., dijo que que el Estado de México, recientemente les entregó diez toneladas de medicamentos caducos y falsificados que decomisaron en tianguis