La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), clausuró una casa en la colonia Roma por vender vacuna homeopática contra la influenza, y no contar  con los permisos requeridos por la Secretaría de Salud.

Los verificadores sanitarios de Cofepris, encontraron diversas anomalías que violan la Ley General de Salud y su reglamento, por lo que colocaron sellos de suspensión de actividades y aseguraron productos que no cuentan con registro sanitario.

Así mismo la comisión advirtió que no permitirá engaños a la salud pública y sancionará a los responsables de esta nueva terapia “milagro”, por intentar lucrar con la salud de los mexicanos.